Inicio
¿Por qué?
¿Quién ha sido?
El suicida
Visita al ginecólogo
Tú y Usted
Infidelidad
Etiquetas
Estatuto de Sevilla
PIRÁMIDES!!!!
Encontrar un trabajo digno
Monólogo
Unos chistes
Un bar
El cristasol
Un gitanillo
El Chotis de Gallardón.
Dos vacas
Cosas de locos
Los anglicismos
La telefónica y otras.
Lo que hemos cambiado en 30 años
Lenguaje de sexos
Este niño no para de reir
Lo importante del porno en Internet
No hay que desafiar a una mujer
Diferencia de sexos
Frases profundas
Eutanasia en los jóvenes
Técnica de relajación
Explicar el nacimiento a un niño
Tres maneras de distinguir a un millonario
La frase del año
Chiste fin de semana
El mejor chiste corto del año
Dibujos Subliminales
Videos publicitarios graciosos
Lo que es importante
Bebes patinando
Descargando de la SGAE
¿Quién lo mató?
Curiosidades
Ordenador de bolsillo
Un viaje en el AVE clase Club
Pa reirse un poquito

TERMINO DE BUSQUEDA :




Two Esex Vip
Comercial de Hostelería
Asociación Retor Orbita
Doblados Mayorista Lencería
Certificado de eficiencia energética
Mca&asesores
CVA-Arquitectos
Asesoría-Gestoría-Auditoría
Centris English School
Aparcamiento Caravanas Sevilla
Tienda Hípica
Reparación de motores eléctricos
33LSQ Arquitectura
Jiper.es placas refectantes
Maria Lorca Susino Analista Económica
Manuales de máquinas de coser
Democracia Culta
JR Whelee Bicicletas, motos, quads y radio control
Hotel Patio de las Cruces
Palober máquinas de hostelería
Hostal Jentoft Sevilla
Vaposima venta y reparación de máquinas de coser y planchar
la física recreativa
Hisplasol energía Solar
Queregalo de boda
Infopesaje, básculas y balanzas
Hermandad Hacienda Sevilla
Eterea estudios-Cristobal Vila.
Pintor José Luis Madrazo

Evalgon


Visita al ginecólogo

Una historia.

En una emisora de radio canadiense, concedieron Premios de 1.000 a 5.000 dólares a la persona que contara una historia sucedida realmente, que le hubiera puesto en una situación embarazosa, una de esas situaciones que te dan ganas de tirarte de un quinto piso.

Esta fue la historia que gano los 5.000 dólares: "...

Yo tenía consulta concertada con el ginecólogo para esa semana, pero quedaron en llamarme para confirmar el día y la hora. Por la mañana temprano recibo la llamada de la enfermera informándome que mi consulta era ese mismo día a las 9:30 de la mañana.

Eran las 8:45, acababa de terminar el desayuno junto a mi marido y mis hijos y me disponía a comenzar mi jornada diaria.

Me entró pánico, no tenía ni un minuto para perder. Como todas las mujeres, tengo mucho cuidado y presto una especial atención a nuestra higiene

íntima, sobre todo cuando vamos al ginecólogo. Pero esta vez ni siquiera me daba tiempo para darme una ducha.

Subí Las escaleras corriendo, me quité el pijama, cogí una toallita lavada y doblada que estaba en el borde de la bañera, la desdoblé, la mojé pasándola después con todo cuidado por mis zonas íntimas para tener la seguridad de que todo quedase lo más limpio posible. Tiré la toallita al cesto de ropa sucia, me vestí y salí volando para la consulta.

Estuve esperando unos minutos en la sala hasta que me llamaron para hacerme el examen.

Como conozco el procedimiento, me senté sin ayuda en el borde de la camilla e intenté, como siempre hago, imaginarme muy lejos de allí, en un lugar algo así como el Caribe, o cualquier otro bello lugar, pero por lo menos a 1.000 Km de aquella camilla ....

Me quedé muy sorprendida cuando oí al médico decir:



"!Oh la la! ¿Hoy ha hecho un esfuerzo especial para quedar más linda!"

No recibí muy bien el cumplido, pero no respondí. Me fui tranquila a casa y el resto del día discurrió con normalidad: limpié la casa, cociné, tuve tiempo de leer una revista, ........

Después de la escuela, y con los deberes terminados, mi hija de 6 años se preparaba para ir a jugar. Me gritó desde el baño:



- ¿¿Mamá! ¿¿Donde esta mi toallita?

- Saca una limpia del armario - le dije

Cuando me respondió, juro que lo único que se me ocurrió fue desaparecer de la faz de la Tierra. El comentario del médico lo escuchaba una y otra vez, martilleando mis oídos .......

Me dijo mi hija:

"No mamá, yo no quiero una toallita del armario. Quiero aquella que estaba doblada en el borde de la bañera. En ella había dejado todas mis brillantinas y mis estrellitas doradas y plateadas para jugar!!"

SONRÍE ¿LA VIDA NO ES BELLA ...........?

CLARO QUE SI, PRINCIPALMENTE SI TIENES "LO TUYO" BIEN BRILLANTE Y LLENO DE ESTRELLITAS!!